Bivesge

Secciones del Curso

RECOMENDACIONES PARA UNA TESIS DECENTE, Clase 1

RECURSOS PARA TRABAJOS ACADÉMICOS (TFG y TFM)

La Biblioteca Virtual para Estudiantes de Guinea Ecuatorial (BIVESGE), hemos preparado esta página para ayudarte a realizar el Trabajo Fin de Grado o Trabajo Fin de Máster.

En éste desarrollo, encontrarás numerosos puntos que te ayudarán a encontrar y reunir la información que necesitas para elaborar tu trabajo así como algunos criterios de evaluación que debes tener en cuenta a la hora de seleccionarla.

También te ofrecemos información sobre cómo redactar el trabajo, cómo evitar el plagio y citar correctamente la información utilizada en su elaboración.

Esta guía, basada en páginas similares elaboradas por otras bibliotecas, está adaptada a los recursos de información, la normativa y los estilos bibliográficos de la Biblioteca y Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM.

 ¿Cómo y donde buscar la información?

Cuando comiences con tu TFG o TFM necesitarás consultar multitud de fuentes de información, tanto impresas como electrónicas. La Biblioteca cuenta con un amplio abanico de recursos que te serán de gran utilidad a la hora de recopilar la información. Aquí te ofrecemos los enlaces a los recursos de información más importantes en el ámbito de la Política y la Sociología: catálogos, bases de datos, estadísticas, colecciones de revistas y libros electrónicos, etc. También te ofrecemos algunos consejos básicos para mejorar y afinar tus búsquedas en estos recursos.

¿Necesitas información general?

Catálogos y buscadores

Prensa

Prensa histórica


¿Cómo evaluar la información?

Saber evaluar correctamente las fuentes de información que vas a utilizar en tu trabajo es fundamental para comenzar la investigación con buen pie. Hoy en día es muy fácil acceder a muchos recursos de información, pero no siempre todo lo que encuentras es fiable o resulta útil para el trabajo. Debes realizar un análisis crítico de la información localizada y seleccionar solo aquellos recursos de mayor calidad académica. Además de fijarte en la fecha de publicación y la fuente de la información (si es una tesis, artículo de revista, libro de editorial de prestigio, página personal, blog, revista divulgativa…), tienes que tener en cuenta quién es el autor (si es un experto conocido o no, en qué institución trabaja) y si la información es precisa y está actualizada y, sobre todo, si ofrece citas y referencias bibliográficas.

A continuación te presentamos algunos criterios que puedes seguir para evaluar la información recopilada y adquirir habilidades críticas para elegir aquellas más relevantes y adecuadas para tu trabajo:

  • Documentación impresa y electrónica
  • Información de la web (blogs, páginas web, etc.)

Cómo escribir el TFG y TFM

Una vez localizada la información y evaluados los recursos de mayor interés, es el momento de comenzar a redactar el TFG o TFM. Ante todo debes tener en cuenta las indicaciones específicas del profesor/a, las características del tipo de TFG o TFM elegido, y la normativa para su elaboración: la Biblioteca te ofrece aquí una serie de sugerencias genéricas sobre la estructura y los contenidos que debe tener este tipo de trabajo académico de acuerdo con la normativa de la Facultad.

Trabajo de Fin de Grado

Extensión

En algunas universidades, el TFG de las titulaciones de Grado de la Facultad de Políticas y Sociología tendrá una extensión mínima de 20 y máxima de 30 páginas en formato Word o RTF (letra Times New Roman 12, a 1,5 interlineado, un mínimo de 7000 palabras y un máximo de 10000 palabras), a excepción del TFG de Relaciones Internacionales, cuya extensión será de un mínimo de 40 y un máximo de 45 páginas (un mínimo de 13000 palabras y un máximo de 15000 palabras). Tienes que consultar las condiciones de tu universidad.

Estructura

El TFG contará al menos con:

  1. Portada. La portada contendrá: nombre y apellidos de el/la estudiante, titulación a la que pertenece, título del trabajo, nombre y apellidos del tutor/a y año académico correspondiente. El título es la primera presentación del trabajo, y debe ser breve, conciso, exacto.
  2. Índice. Se presentará y consensuara con el tutor/a antes del desarrollo del trabajo.  Es una tabla de contenidos donde se consignan todas las partes del trabajo, en el orden en que aparecen en el trabajo y con indicación de la página en que se pueden encontrar.
  3. Introducción. En este apartado, se realizará una breve introducción en la que se justifique el objeto de estudio, los objetivos del TFG planteamiento del trabajo, estado de la cuestión y la metodología.
  4. Desarrollo. Esta parte se estructurará en aquellos capítulos o epígrafes necesarios para profundizar en el objeto de estudio y alcanzar los objetivos fijados.
  5. Conclusiones. En esta parte se  presenta de manera concisa los resultados obtenidos después del estudio, elaboración y redacción del TFG.
  6. Bibliografía. Se especificará la bibliografía utilizada. El TFG contará con un sistema uniforme de citación y con una bibliografía al final del escrito, ambos siguiendo el modelo Harvard (el utilizado por la Revista de la Facultad, Política y Sociedad). Encontrarás información más extensa sobre cómo citar, cómo elaborar la bibliografía, y cómo gestionar bibliografías con el programa RefWorks.
  7. Anexos, en su caso. material utilizado en el trabajo, demasiado extenso para ser incluido en nota, pero necesario para justificar resultados y conclusiones. Puede tratarse de tablas estadísticas, un conjunto de gráficos, legislación, cronología, etc.

Trabajo fin de Máster

La extensión, estructura y características formales de cada TFM serán conformes a lo establecido en la Memoria de verificación de cada uno de los Máster impartidos y según las exigencias de cada universidad. Dada su variedad ofrecemos enlaces a algunos de ellos:

Algunos consejos para la redacción

Existen muchos manuales y libros de estilo que te ofrecen consejos prácticos para escribir el trabajo.  Te recomendamos algunos. El Libro de estilo de la Facultad de Humanidades de Albacete (Universidad de Castilla la Mancha) te ofrece algunos consejos para revisar el trabajo antes de entregarlo.

  • Revisa los encabezados
  • Revisa la ortografía con un corrector automático.
  • Utiliza un diccionario de sinónimos para dar variedad y riqueza al léxico.
  • Asegúrate de que las páginas están numeradas.
  • Asegúrate de que la introducción expresa con claridad el tema que has desarrollado y el plan de trabajo que has seguido.
  • Asegúrate que el contenido de cada apartado y subapartado es coherente con el título y el subtítulo correspondiente. En caso contrario, no dudes en cambiar las frases de sitio o en modificar los contenidos.
  • Asegúrate de que la conclusión tiene un contenido propio y no se limita a resumir el trabajo.
  • Asegúrate de que has mencionado la procedencia de las citas y de las fuentes de consulta.

Evitar el plagio

Según la RAE, plagiar es ‘copiar en lo sustancial obras ajenas dándolas como propias’. Aunque en ocasiones se puede incurrir en plagio de forma inconsciente, su práctica atenta contra la honestidad académica.

Se entiende por plagio:

  • Presentar el trabajo ajeno como propio, suplantando al autor o autora original.
  • Incluir frases, párrafos o ideas de otros autores o autoras sin citar su procedencia o autoría.
  • No emplear las comillas en una cita literal.
  • Dar información incorrecta sobre la verdadera fuente de una cita.
  • El parafraseo de una fuente sin mencionar la fuente.
  • El parafraseo abusivo, aunque se mencione la fuente.
  • El “autoplagio”: presentar un trabajo nuestro ya utilizado como nuevo.

Actualmente, gracias a las facilidades que ofrecen Internet y las tecnologías digitales, el tipo de plagio más usual es el que consiste en ‘copiar y pegar’ contenidos ajenos que se encuentran en Internet sin mayor consideración por los derechos que con ello se puedan vulnerar.

¿Por qué no se debe plagiar?

La vida universitaria, exige responsabilidad y honestidad intelectual y evitar todo tipo de fraude científico o académico. El plagio es un fraude ya que implica aprovecharse del esfuerzo de los demás. Y además es ilegal porque va en contra de la legislación sobre propiedad intelectual y contra normas del Código Penal.

¿Cómo puedes evitarlo? 

Hacer uso de trabajos ajenos dentro de la legalidad evita el plagio; por ejemplo usar pequeños fragmentos de obras ajenas con fines de investigación está permitido por la ley. Sin embargo y aunque no sea plagio, estos usos deben hacerse de forma ética y ello significa que hay que citar la autoría y la fuente del trabajo utilizado.

¿Qué es citar? 

Citar es hacer referencia a la persona autora del trabajo que has utilizado y la fuente de dónde lo has obtenido. Con ello estás respetando uno de los derechos morales reconocidos por la Ley de Propiedad Intelectual: el derecho a ser reconocido como tal. El uso de obras ajenas citando la autoría y fuente es imprescindible pues sin este reconocimiento el uso se convierte en apropiación indebida de lo ajeno (plagio) y puede llegar a ser delito si hay ánimo de lucro. Debes citar cualquier tipo de obra ajena (o fragmento) incorporada en el trabajo, ya sean de naturaleza escrita, sonora o audiovisual, lo que incluye imágenes y fotografías. Al igual que con la información impresa, todo lo que encuentras en Internet está sujeto a las mismas condiciones de uso y cita, ya sea un blog, una página web o un documento electrónico.

¿Cómo citar en nuestro texto información de otro autor/a?

Si quieres citar en el trabajo información extraída de otro autor o autora tienes varias opciones:

  • Citar textualmente, es decir, transcribir de forma literal lo que aparece escrito en la fuente. Si en el trabajo citas literalmente una frase o un párrafo, debes poner el texto entre comillas, en cursiva o con otro tipo de letra y citar la fuente de donde lo has extraído (apellido del autor o autora y año de publicación), con la referencia bibliográfica completa al final del trabajo. En el caso de que resulte breve, lo puedes intercalar en tu texto en cursiva, y si es extenso es mejor que lo pongas en un párrafo separado. Las citas textuales deben seguir las palabras, la ortografía y la puntuación de la fuente original, aun si ésta presenta incorrecciones. Las palabras o frases omitidas debes reemplazarlas por tres puntos.
  • Resumir o parafrasear: también puedes resumir las ideas recogidas en otro trabajo o parafrasear, es decir, explicar con tus palabras o utilizando tu propia forma de expresión las ideas de otra persona. Esto es legítimo siempre que indiques la fuente. Cuando resumes, parafraseas o haces una referencia a una idea contenida en otro trabajo, debes colocar el apellido del autor o autora y el año de publicación, en el lugar del texto del trabajo donde lo citas, al igual que en la cita textual. Al no poner comillas o cursiva debes comparar tus frases con el original y asegurarte de que no usas accidentalmente las mismas frases o palabras y de que la información que ofreces es fiel.

Este concepto de cita, desde el punto de vista del respeto a los derechos de autor, se complementa con el concepto referencia bibliográfica, que implica el uso de un estilo de cita determinado, es decir cómo se debe hacer la cita (Harward, APA, MLA, Vancouver, etc.).

Algunos malos usos en el empleo de las citas y referencias bibliográficas

  • Incluir referencias bibliográficas al final del trabajo sin que las hayas consultado, usado y citado correctamente en el texto.
  • No especificar en el lugar oportuno dentro del trabajo las ideas o las citas literales tomadas de obras consultadas aunque incluyas las correspondientes referencias bibliográficas al final del trabajo.
  • Limitarse a consultar y citar páginas web de contenido enciclopédico (fundamentalmente, Wikipedia) ignorando la abundante literatura científica y académica sobre un tema, buena parte disponible en la red.
  • El TFG O TFM no puede ser únicamente una suma de citas y referencias bibliográficas: debes apoyarte en ellas para proponer algo nuevo.

Citas y referencias bibliográficas

Los documentos consultados y utilizados para la realización del trabajo deben quedar mencionados en el mismo, para aportar rigor académico, ayudar a quien lee a encontrar información, y no incurrir en plagio.

  • Referencia bibliográfica: descripción normalizada completa de cada uno de los documentos consultados en el trabajo, que quedan consignados en una bibliografía final.
  • Cita: breve mención, dentro del texto del trabajo, del documento al que se hace referencia en la bibliografía.

Existen diversos estilos de relacionar las citas dentro del texto y sus correspondientes referencias bibliográficas. Una vez seleccionado un estilo se debe usar para citar y referenciar todos los documentos a lo largo del trabajo.

¿Qué son las normas y estilos?

A la hora de citar y presentar la lista de referencias bibliográficas puedes emplear diferentes estilos internacionales de redacción de bibliografías. La selección del estilo puede venir determinado por el tutor/a del trabajo, al que siempre debes consultar, pero también puede ser prescrita por la propio centro, como el caso de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, que recomienda el uso del estilo Harvard, un formato muy utilizado en el ámbito de las Ciencias Sociales y utilizado en la revista Política y Sociedad.

No existe un manual oficial del estilo Harvard, es más bien un término genérico que se utiliza comúnmente para denominar a todos los estilos en los que la cita en el texto tiene formato de autor y fecha y las referencias bibliográficas aparecen al final del documento en forma de listado ordenado por autor y año de publicación. A continuación te ofrecemos ejemplos del estilo Harvard para los diferentes tipos documentales.

No obstante, en algunos TFM del ámbito de la Sociología (como el caso de Análisis Sociocultural del Conocimiento y de la ComunicaciónMetodología de la Investigación en Ciencias Sociales: Innovaciones y Aplicaciones o Sociología Aplicada: Problemas Sociales) piden el empleo de un estilo muy similar, el APA, promovido y mantenido por la American Psychological Association y de una amplia difusión en el ámbito de las Ciencias Sociales y de la Salud. Para estos TFM os recomendamos la consulta de: Kolesas, M. y De Volver, C. La cita documental. Elementos y ejemplos de referencias en los estilos de la MLA y de la APA.

¿Cómo ordenar la lista de referencias final?

El estilo Harvard requiere que elabores una lista final de referencias que incluyan, únicamente, los recursos que has utilizado en la preparación del trabajo (no toda la bibliografía consultada, a no ser que el tutor te indique lo contrario). Por tanto, todas las citas que hayas intercalado en el texto han de tener su correspondiente referencia en la lista final.

  • La lista de referencias al final del trabajo debes ordenarla alfabéticamente por autor, independientemente del formato que tengan los documentos (libros, capítulos, página web, etc.)
  • Si citas varias obras de un mismo autor debes ordenarlas cronológicamente de la más actual a la más antigua.
  • Si más de un documento de un mismo autor es del mismo año, deberás añadir una letra en minúscula para distinguirlos tanto en este listado final como en la citación en el texto del trabajo.
  • Además, conviene que separes las diferentes referencias mediante un espacio y que no las numeres.
  • Igualmente no debes subrayar títulos de libros ni de artículos.

Gestores bibliográficos

Si has reunido una bibliografía muy numerosa te recomendamos utilizar gestores bibliográficos para organizar en una base de datos personal las referencias que estas manejando en el trabajo y crear de forma sencilla citas y bibliografías. La mayoría de los gestores permiten: organizar las referencias (crear, modificar, agrupar, recuperar, etc.), importar referencias de catálogos y otras bases de datos, elaborar bibliografías en los diferentes estilos, y redactar e insertar citas en el artículo o trabajo de curso.

Existen múltiples gestores de referencias, algunos gratuitos, otros de pago. Aquí os dejamos una lista de gestores bibliográficos.

Refworks (Legacy) permite crear una base de datos personal en línea donde almacenar referencias importadas de bases de datos y generar bibliografías. Incluye utilidades para trabajar con Word, facilitando la introducción de citas en el cuerpo del texto.

Proquest Refworks Nueva versión de Refworks que permite también la gestión de documentos de investigación y de páginas web y sus metadatos.

Mendeley presenta una versión gratuita y otra institucional, ofrece la posibilidad de guardar los documentos electrónicos junto a las referencias. Requiere la instalación de software. Permite la importación de referencias, archivar documentos, generar bibliografías y acceso desde dispositivos móviles.

Zotero es un gestor bibliográfico gratuito de software libre. Permite capturar referencias desde internet, organizar datos y documentos, introducir citas, generar bibliografías, etc.

EndNote es un servicio en línea asociado a la base de datos Web of Science. Permite importar documentos y referencias de fuentes electrónicas y de la Web, generando bibliografías en múltiples formatos.


Trabajo Fin de Grado

El TFG, además de presentarlo en los formatos y plazos que establece la normativa, debes de defenderlo de forma oral, en el marco de un acto público ante los miembros de una Comisión evaluadora.

El acto se inicia con una presentación de duración variable (no menos de 5 y no más de 10 minutos en el Grado en Antropología, o no más de 15 en el Grado de Políticas y Relaciones Internacionales). A continuación, los miembros de la Comisión exponen con argumentos su evaluación del trabajo y se abre un turno de preguntas y respuestas con el/la estudiante.

¿Qué se valora?

Según la normativa, para la evaluación se tiene en cuenta:

En cuanto al contenido:

  • Estructura, desarrollo y profundidad del trabajo.
  • Originalidad y relevancia del tema.
  • Elaboración correcta del marco teórico.
  • Adecuación de la metodología, corrección formal y uso de citas.
  • Pertinencia de la bibliografía.
  •  Relevancia de las conclusiones.

En cuanto a la exposición oral:

  •  Claridad expositiva (facilidad para entender y seguir el discurso, buena estructuración de la exposición).
  •  Capacidad de síntesis y de adaptación al tiempo disponible.
  •  Capacidad de argumentación. (En la exposición y ante comentarios y preguntas)
  •  Capacidad de comunicación (discurso entretenido, ritmo adecuado, dicción correcta).

¿Cómo hacer una buena presentación?

Para hacer una buena defensa del TFG la mayoría de los manuales recomiendan realizar una presentación en diapositivas (en PowerPoint o Prezi) que ayude a la comisión a seguir tu exposición oral y te permita reforzar visualmente las ideas que quieras destacar.

Es muy importante tener en cuenta el tiempo del que dispones para hablar y diseñar una presentación que se ajuste al mismo (se aconseja no más de una diapositiva por minuto).

Al margen de las cuestiones estéticas, que siempre deben tenerse en cuenta, la presentación te ayuda a organizar los contenidos de la exposición. Casi todos los manuales recomendados en esta guía tienen un capítulo dedicado a este tema con valiosas recomendaciones al respecto.

¿Cómo hacer una buena exposición oral?

Hablar en público requiere una buena preparación, independientemente de las habilidades para la comunicación personal de cada uno. Debes construir un discurso lógico, ordenado, claro y con un leguaje científico en torno a las ideas reflejadas en la presentación en diapositivas. Elimina todo lo innecesario y procura no ser aburrido.

Es importante tener cuenta el tiempo del que dispones para hablar y preparar una exposición que se ajuste al mismo. Es recomendable ensayar previamente la exposición oral, medir el tiempo que le dediques a cada diapositiva y llevar tarjetas recordatorio (en formato cuartilla) de lo que quieres contar para no olvidar nada importante (también te servirán en caso de que tengas problemas con la presentación). Puedes memorizar algunas frases cortas con las ideas más importantes.

No debes leer la exposición ni los textos de las diapositivas sino contarla y mirar a los miembros de la Comisión evaluadora cada poco tiempo. También es recomendable preparar una posible lista de preguntas sobre aquellos puntos del trabajo que requieran más aclaración.

Te ofrecemos algunas claves para hablar en público:

  •  Saluda al comienzo. Preséntate: la exposición oral de tu TFG es un acto formal y no debes evitar las formalidades.
  •  Habla despacio, con precisión y con aplomo. Haz pausas.
  •  Elige el tono que vas a usar y mantenlo durante toda la presentación.
  •  Usa términos, expresiones y palabras que comprendas: no trates de impresionar con terminología innecesaria.
  •  Si usas términos en inglés o en otros idiomas asegúrate de que conoces la pronunciación correcta.
  •  Usa todo el cuerpo para expresarte: mira a los miembros de la Comisión, mueve las manos cuando quieras enfatizar algo y si estás de pie no te muevas mucho ni muestres tu espalda.

Recursos utilizados